PubliciteAquiTop001

El Rugby Femenino, en la cúspide

 

Con una gran convocatoria de jugadoras, el primer semestre del 2016 tuvo como protagonistas a las mujeres del rugby. Con cuatro equipos, la Unión Austral se dio el lujo de mostrar al país que el sur tiene mujeres que apuestan al deporte de contacto.

El torneo arrojó muchísimas enseñanzas, porque nunca se había competido a 4 ruedas todos contra todos en modalidad femenino.
Las chicas mostraron una gran fortaleza física, un gran entusiasmo por jugar, y una necesidad inmensa  por difundir el deporte en la zona.

RFem (2)

Por razones de diferente índole, el torneo se interrumpió en tres ocasiones, esto provocó que se extienda y que se adapte un nuevo formato para clasificar a un torneo regional. Fue así que quien figuraba con mayor porcentaje hasta esa fecha, tenía chances de competir en el torneo del Valle. El regional se vistió de fiesta, cuando un representativo de la Unión Austral pudo dar muestra de su potencial y alzar el trofeo, obteniendo el primer puesto, accediendo de esta manera directamente al torneo nacional de clubes. (Calafate rugby).


A todo esto, faltando una fecha para la finalización del torneo local, nuestro representativo San Jorge Femenino con un prolijo y sigiloso  trabajo, pudo alzarse con el segundo puesto, superando a Sarmiento y Deportivo Portugués y escoltando a Calafate rugby. Teniendo en cuenta esto, el conjunto local, pudo haber participado del regional, dado que clasificaban 1º y 2º.
Valeria Altamirano, capitana del equipo femenino expresó que si bien es nueva en esto “mi expectativa como capitana del equipo, es seguir creciendo y esforzándonos como hasta ahora, entrenar duro para esforzarnos competitivamente y lograr conformar un grupo sólido, responsable, humilde, colaborador y generoso”.
El rugby  y particularmente esta primera etapa, dejó bien en claro que uno puede llegar a lograr todos los objetivos que se propone, solo hay que esforzarse y trabajar duro.
El rugby, es un estilo de vida que hay que proponerse no solo llevar dentro de la cancha, sino fuera de ella también.

Aspiraciones
Como proyecto a futuro para el rugby femenino, y el rugby local es aspirar a obtener el próximo torneo e incorporar nuevas chicas en este deporte que verdaderamente tiene un fin ejemplar y educador.
Victoria Herrera, una de las jugadoras de San Jorge Femenino dijo estar “muy conformes como equipo, porque la estrategia implementada respecto a difundir e incentivar a otras mujeres que prueben este deporte ha dado resultado y eso nos da apertura como club a seguir creciendo acompañado de la alegría que genera tener un grupo tan unido.
Hoy podemos decir que el rugby femenino austral ha tenido un gran crecimiento en cuanto fichajes, la cifra creció respecto del año pasado y hoy practican rugby en nuestro país más de 1200 mujeres. Esto nos incentiva  a nosotros como grupo, ya que como equipo somos consciente de que el crecimiento y la evolución constante son importantes para nuestras expectativas a futuro”. Pese a que se está trabajando hace poco, la sumatoria de jugadoras creció muchísimo, también a nivel regional, esto hay que destacarlo y esto permite trabajar con gran proyección y hacerlo de la mejor manera, ya que muchas de nuestras jugadoras apunta a formar parte del seleccionado austral.
Respecto de la actividad, es un deporte que exige permanente esfuerzo, mucho entrenamiento, dado que es un deporte de contacto. Pero la distancia entre el querer y el poder, se acorta simplemente con los entrenamientos a conciencia.
De esta manera, Cristian Peña, referente del rugby femenino en la localidad comentó que “en nuestra localidad data desde hace tiempo, pero este año la energía de algunos referentes, impulsó a la actividad hacia un lugar más ambicioso, el de tener un torneo exclusivo.
Se dio de manera muy prolija, con detalles propios de la inexperiencia, pero con un ambiente lleno de expectativas por hacerlo cada vez más fuerte”.
Más adelante dejó en claro que “en mi caso estoy muy satisfecho por la evolución del equipo, por la participación, el compromiso y la buena onda.
Seguiremos en este camino, ahora se viene un segundo torneo y la convocatoria a la selección, que nos representará en el seven de Paraná. Queda mucha tela por cortar, nos espera un 2017 llenos de expectativas, asique ahí estaremos, esforzándonos para hacer de este deporte un momento de alegría, de educación y para sumar más chicas”.

El rugby femenino con su propia identidad
A principios de 2010, de visitante en el club Calafate, y como entrenador de una división juvenil, surge, en esas charlas previas a un partido de primera división, el rugby femenino. Actividad que se estaba desarrollando en Comodoro, pero que todavía no tenía un marco formal.
El rugby jugado por la mujer, guardaba en ese entonces una empatía por la comunidad masculina y por el conjunto social que no asociaba a la mujer con esta  disciplina. Con el empuje y la perseverancia, y como su historia en la evolución, la mujer generó una revolución y pudo construir herramientas que la ubicaron en otro lugar y se embarcó en un proyecto ambicioso y desafiante.
Peña dijo al respecto que “particularmente, los años dedicados al rugby femenino, me han enseñado a relacionarme de otra manera con el deporte. Aprendí a valorarlo más, porque socialmente cumple con todos los requerimientos que impone la vida en la actualidad. La inserción, la preocupación, la solidaridad, la exigencia, la transparencia, la dedicación, la felicidad.
Yo soy un gran simpatizante de la mujer de rugby, me nutre mucho su fortaleza y espíritu de competencia. Mis entrenamientos no se limitan a una enseñanza pasiva por tratarse de otro género, son iguales que los de masculino, el tratamiento es el mismo y la proyección es la misma.
Después de un arduo proceso por reunir jugadoras que representaran a nuestro club, y con el interés puesto en plantarlo como una nueva actividad, surgieron intereses mayores, que hacían cada vez más sólido el sueño. “Queríamos más”. Recuerdo que empezamos con 5 jugadoras, llegamos a tener alrededor de 30”.
Jorge García, fue artífice y protagonista de esta historia, tomó la posta un largo tiempo, estuvo a cargo de las chicas, y fue gestor de grandes proezas con el grupo. Un conglomerado de chicas formó parte de este proceso, adecuándose a la dinámica del deporte, aceptando requerimientos y exigencias, transformándose de a poco en generadoras de consecuencias, para no frenar la disciplina, para potenciarla y descubrirla.
El 2016 fue un año muy rico para el rugby femenino, se pudo formalizar un torneo del cual se desprendían equipos, para participar de un torneo regional, clasificatorio para un nacional. Esto le dio una inyección de energía a la comunidad femenina, poniendo foco a la apuesta grande. “Creo que las chicas nunca imaginaron tener tanta competencia. Fue una año cargado de actividad.
Se conformó también una selección, que nos representó muy bien en el seven de Paraná, con jugadoras locales. Esto abrió mucho los ojos de las chicas, porque se dieron cuenta de que en este deporte se puede llegar a la cima, solo depende del esfuerzo”, consideró Cristian Peña.
Hoy alrededor de entre 30/40 chicas, practican la disciplina, acopladas a un sistema exigente que se adoptó con el equipo de trabajo que está conformado por Andrea Olavarria (PF), Daniel Castellanos (manager), Valeria Altamirano (capitana) yCristian Peña (entrenador).

ENTRENAMIENTOS
Martes, Jueves y Viernes de 14 a 16 hs.
Sumate!

VeniSJRC

MonteZeballosGIF01

GestoriaElCastillo

LinkCanal12

PubliciteAqui

 ARCHIVOS PARA DESCARGA